miércoles, 30 de junio de 2010

PROGRAMA 1, TEMA 2: "Palabra de Dios y palabra de los hombres"

2.1 Dios habla a sus hijos


Dios nos habla de muchas y muy diversas maneras. Lo hace a través de la naturaleza, de los acontecimientos y de nuestra conciencia. Pero su Palabra nos llega especialmente en los libros bíblicos. Ahí se conserva su Palabra escrita. Es la Palabra del Padre celestial, que "sale al encuentro de sus hijos y entabla conversación con ellos", según una feliz expresión del 1Concilio Vaticano II.

"Toda la Escritura está inspirada por Dios", nos enseña el Apóstol 2San Pablo. Y así lo reconocen numerosos textos de los mismos Libros Sagrados. De ahí el valor excepcional que siempre se les dio tanto en el Pueblo de Israel cuanto en la Iglesia de Jesucristo. Los Apóstoles basaron su predicación en los escritos del Antiguo Testamento y el mismo Jesús confirmó sus enseñanzas. Significa que para un estudio bíblico no podemos hacer a un lado los libros del Antiguo Testamento.

Cuando decimos: "Palabra de Dios, te alabamos Señor" o “Palabra del Señor, gloria y honor a ti Señor Jesús”, se dice después de proclamarse los textos de la Biblia en las celebraciones litúrgicas. Y así debemos escucharlos y leerlos nosotros, "como lo que son realmente: como Palabra de Dios, que actúa en los que creen", según otra afirmación de san

Pablo. Sólo esos textos tienen a Dios por autor principal, y ningún otro escrito, por bueno que sea, puede equipararse con ellos.

2.2 La Biblia no "cayó del cielo"


Pero si bien la Biblia fue inspirada por Dios de una forma única y exclusiva, eso no significa que haya caído del cielo. A fuerza de repetir que ella contiene la Palabra de Dios, existe el riesgo de olvidar que fue escrita por hombres diferentes y a lo largo de muchos siglos.

A la vez que es un Libro "divino", la Biblia es un Libro "humano", El Espíritu Santo inspiró a los autores sagrados, pero no para que fueran simples taquígrafos de lo que El les dictaba. Al contrario, se valió de ellos como instrumentos vivos y conscientes, respetando la personalidad de cada uno, el idioma que hablaban y su originalidad literaria. Por lo tanto, cada uno de ellos dejó en sus escritos un sello propio y un matiz particular.

Cuando estudiemos a los autores de cada libro, observaremos su propia personalidad.

De hecho, los Libros inspirados fueron compuestos originariamente en diversas lenguas. Una de ellas fue el hebreo, la lengua semita que los israelitas encontraron en la Tierra prometida; el arameo, que llegó a ser la lengua del pueblo; y el griego hablado comúnmente en la época de Jesús. En esta lengua se escribió todo el Nuevo Testamento y dos Libros del Antiguo. La mayor parte del Antiguo Testamento, en cambio, fue escrita en hebreo, y sólo unas pocas partes en arameo.

2.3 Lo divino condicionado por lo humano


Un ejemplo puede aclarar esto. El que ejecuta una obra musical está condicionado por las características del instrumento utilizado. También Dios condicionó su Palabra a los que El eligió para escribirla. Una adecuada lectura de la Biblia exige que se tenga bien presente esta realidad sin que eso oscurezca el sello divino que está presente en cada una de sus páginas.

La Biblia es Palabra de Dios "escrita" por los hombres y palabra de los hombres "inspirada" por Dios.

El Concilio Vaticano II lo expresa de una manera sumamente elocuente: "Las palabras de Dios, al ser expresadas por lenguas humanas, se hicieron semejantes a la manera humana de hablar, así como un día la Palabra del eterno Padre se hizo semejante a los hombres, en Jesucristo, asumiendo la carne de la debilidad humana". (Libro: Constitución sobre la Revelación divina, 13).

Por más que cueste comprenderlo, los cristianos aceptamos que, al hacerse hombre en Jesucristo, Dios se haya sometido a todas las limitaciones propias de la naturaleza humana.

¿Por qué no vamos a aceptar también que Dios se haya valido de las limitaciones e imperfecciones del lenguaje humano para transmitirnos su mensaje divino? En el fondo, se trata del misterio de la "humanidad" de Dios que quiso salvar a los hombres "poniéndose a su altura".

La Iglesia siempre ha tenido y tiene las Sagradas Escrituras juntamente con la 3Tradición, como la regla suprema de su fe, ya que, inspiradas por Dios y consignadas por escrito de una vez para siempre, ellas comunican inmutablemente la Palabra del mismo Dios. (Libro: Constitución sobre la Revelación divina, 21)

2.4 Texto bíblico para el estudio del tema

Leer 2º Timoteo 3,14 – 4,2

“Tú, en cambio, quédate con lo que has aprendido y de lo que estás seguro, sabiendo de quiénes lo recibiste. Además, desde tu niñez conoces las Sagradas Escrituras. Ellas te darán la sabiduría que lleva a la salvación mediante la fe en Cristo Jesús. Toda Escritura está inspirada por Dios y es útil para enseñar, rebatir, corregir y guiar en el bien. Así el hombre de Dios se hace un experto y queda preparado para todo trabajo bueno.

Te ruego delante de Dios y de Cristo Jesús, juez de vivos y muertos, que ha de venir y reinar, y te digo: predica la Palabra, insiste a tiempo y a destiempo, rebatiendo, amenazando o aconsejando, siempre con paciencia y dejando una doctrina.”

Palabra de Dios, te alabamos Señor

Para estudiar este texto bíblico utilizaremos un método sencillo de 5 pasos:

1- Los personajes con sus características que se menciona en el texto bíblico.

(En este caso no hay personajes primaros, pero si existe un remitente y un destinatario)

- Remitente: son cartas escritas de San Pablo, que transmite su fuerza y su convicción apostólica. Hace recordar que la base, tanto de la vida de fe como de la actividad apostólica, radica en la meditación y el conocimiento de la Palabra de Dios.

- Destinatario: es dirigía a Timoteo, asistente de Pablo, un joven con la función de un Ministro del Evangelio, un ejemplo para los creyentes

2- Momento en que sucede el texto bíblico

- En el nuevo testamento, después de conversión y predicación de Pablo en otras regiones y es prisionero en Roma. Y a la vez tiene a otros discípulos a su cargo entre ellos a Timoteo. Es el testamento espiritual de Pablo ya que es la última de las cartas que escribe. Exhorta a Timoteo de mantenerse fiel y no avergonzarse de ser testigo de Jesucristo a la vez le pide a Timoteo que viaje a Roma para verse.

3- Ubicación geográfica

- Pablo escribe la carta, prisionero en Roma

- Timoteo se encuentra en Éfeso


4- Existe relación este texto bíblico con otro texto bíblico?

Si, 2 Timoteo 3,15: “Además, desde tu niñez conoces las Sagradas Escrituras. Ellas te darán la sabiduría que lleva a la salvación mediante la fe en Cristo Jesús”. Pablo hace referencia al Antiguo Testamento

5- Mensaje principal.

En este último podemos interpretarlo de diferentes formas y para descubrir el mensaje podemos hacer diferentes preguntas que podemos compartir con los demás:

2.4.1 Para orar antes de contestar:

"Mi alegría está en tus preceptos, no me olvidaré de tu Palabra" Salmos. 119,16.

a) ¿A qué Testamento se refiere san Pablo cuando habla a Timoteo de las Sagradas Escrituras, y qué nos dará estas escrituras al conocerlas?

b) ¿Para que es útil las Sagradas Escrituras inspirada por Dios?

c) ¿Crees que seria una solución a los problemas sociales, actuales, que las Sagradas Escritura sean parte esencial de nuestra vida desde pequeño?, de ejemplos

d) ¿A que nos invita San Pablo, después que hayamos conocido las Sagradas Escrituras?

e) ¿Qué mensaje te deja este tema sobre “Palabra de Dios y palabra de los hombres”?

2.5 Propósitos para desarrollar lo aprendido

Es necesario poner en práctica lo que hemos aprendido con el texto bíblico y durante esta semana podemos hacer algunos de los siguientes ejercicios:

• Leer 1 Macabeos 12,9

“No piensen que nos sentimos ahora en apuros, pues encontramos consuelo en nuestros Libros Sagrados.”

1- Cuando salgamos a realizar algún pago de de cualquier índole: servicios básicos, cuotas, préstamo, etc. O por los que realizan esos pagos por nosotros.

• Leer Filipenses (Flp.) 2. 5-11

“Tengan unos con otros las mismas disposiciones que estuvieron en Cristo Jesús: El, siendo de condición divina, no se apegó a su igualdad con Dios, sino que se redujo a nada, tomando la condición de servidor, y se hizo semejante a los hombres. Y encontrándose en la condición humana, se rebajó a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte en una cruz. Por eso Dios lo engrandeció y le dio el Nombre que está sobre todo nombre, para que al Nombre de Jesús se doble toda rodilla en los cielos, en la tierra y entre los muertos, y toda lengua proclame que Cristo Jesús es el Señor, para gloria de Dios Padre.”

1- Cualquier día de la semana antes de dormir

• 2º Pedro (Ped.) 1,19-21; 3,15-16

“A consecuencia de esto creemos más firmemente en el mensaje de los profetas, y deben tenerlo como una lámpara que luce en un lugar oscuro, hasta que se levante el día y el lucero de la mañana brille en sus corazones. Sépanlo bien: ninguna profecía de la Escritura puede ser interpretada por cuenta propia, pues ninguna profecía ha venido por iniciativa humana, sino que los hombres de Dios han hablado, movidos por el Espíritu Santo.”

“Consideren que las demoras de nuestro Señor son para nuestra salvación, como lo escribió nuestro querido hermano Pablo con la sabiduría que le fue dada, e insiste sobre esto en todas sus cartas. Hay en ellas algunos puntos difíciles de entender, que los ignorantes y poco firmes en la fe interpretan torcidamente para su propio daño, como hacen también con las demás Escrituras.”

1- Hacer una oración en cualquier momento por aquellos hermanos que se le hace difícil entender las Sagradas Escrituras y por su poca fe han buscado otras religiones, para regresen a casa, la fe católica.

2.6 Glosario

1- Concilio (del latín concilium) es una reunión o asamblea de autoridades religiosas (obispos y otros eclesiásticos) generalmente efectuada por la Iglesia Católica u Ortodoxa, para deliberar o decidir sobre las materias doctrinales y de disciplina.

2- San Pablo el apóstol, originalmente llamado Saulo de Tarso antes de su conversión, es considerado por muchos cristianos como el discípulo más importante de Jesús, a pesar de que nunca llegó a conocerlo, y después de Jesús, una de las personas más importantes para el cristianismo; como también fueron Pedro y Juan.

3- Tradición proviene del latín traditio, y éste a su vez de tradere, "entregar". Es tradición todo aquello que una generación hereda de las anteriores y, por estimarlo valioso, lega a las siguientes. Son valores, creencias y costumbres.

4- Doctrina, (del latín doctrina), es un conjunto coherente de enseñanzas o instrucciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Queridos hermanos, esperamos sus comentarios o sugerencias